• Subcribe to Our RSS Feed

EN DIARIO DE NOTICIAS HABLANDO DE ‘ULTRACHEF’ DE MIREN LACALLE

feb 8, 2016   //   by Patxi Irurzun Ilundain   //   Blog  //  No Comments
PATXI IRURZUN AUTOR DEL PRÓLOGO DEL LIBRO ‘ULTRACHEF’, DE MIREN LACALLE

“La sociedad actual es un trampantojo en el que todo es fachada y el interior, falso”

El escritor navarro ejerce como portavoz de la enigmática Miren Lacalle para desgranar los ingredientes de ‘Ultrachef’, un relato cargado de humor… y de recetas

UNA ENTREVISTA DE FERNANDO F. GARAYOA FOTOGRAFÍA PATXI CASCANTE – Lunes, 1 de Febrero de 2016 Patxi Irurzun, en la cocina del bar restaurante Al punto, de Erripagaña, cuyos fogones cedió amablemente por unos minutos su cocinero jefe, Julen Ducros.

PAMPLONA – Dicen que Miren Lacalle lideró en los ochenta el grupo Las Tampones, banda desconocida para muchos pero que Loles, cantante de Las Vulpes, y Aitor, vocalista de Lendakaris Muertos, se atreven a recordar en sendos vídeos promocionales de Ultrachef, su primer libro, recién publicado por Desacorde Ediciones, “un disparatado relato sobre los no menos disparatados concursos televisivos”. El micro volumen cuenta, además, con las recetas creadas por el cocinero Edorta Lamo (A fuego negro) a partir de los nombres de platos elucubrados por Miren Lacalle y con un prólogo escrito por Patxi Irurzun, quien además ejerce como portavoz de la autora y con quien desgranamos los ingredientes de este relato tan patxiirurzuniano.

¿Qué nos puede contar de la enigmática Miren Lacalle…?

-Yo la conocí a través de un mensaje de Facebook que me llegó un día y en el que una chica me comentaba que habían escrito un cuento y que lo había ubicado en Zarraluki, un espacio que aparece en mi última novela, Pan duro. Y me preguntaba si no me importaba que lo utilizara en su relato. A mí el nombre de Miren Lacalle se me hacía familiar, pero al principio no caí… Leí el cuento, que es este Ultrachef, me gustó mucho y, dándole vueltas, me acordé que había una Miren Lacalle, cantante de un grupo que se llamaba Las Tampones, que con su temaEstamos contra las reglas fue el primer grupo que yo vi tocar en mi instituto, Irubide, allá por los años 80, y del que luego ya no nunca más volví a saber nada… El caso que, a raíz de que me pasara este relato, empezamos a intercambiar e-mails y me reconoció que sí, que era la de Las Tampones; y es que el grupo tocaba enmascarado y nunca revelaron sus identidades. El hecho de que fuera cantante de un grupo fue lo que me llevó a proponer la edición de este relato a Desacorde, que últimamente editan a muchos rockeros (Evaristo, El Drogas, Kutxi Romero…). Posteriormente, con la edición de libro ya encauzada, Miren me fue contando que, tras retirarse de la escena, se fue a vivir a Nueva York, donde abrió un pequeño restaurante al lado de la famosa sala CBGB, donde comenzaron a tocar Los Ramones; de hecho alardea de haberles dado de comer en alguna ocasión, así como a otros músicos como Iggy Pop o Johnhy Thunders.

El relato, que tiene el punto de mira puesto en los tan de moda concursos de cocina televisivos, está protagonizado por un camarero llamado Leontxo… Esto huele a León come gamba.

-Miren, tras regresar a Pamplona, lleva ahora una vida tranquila y no quiere dar la cara porque no le apetece estar en este circo de la literatura en el que, a veces, cuenta más el nombre que la obra; por eso me encargo yo de hablar por ella, además de escribir el prólogo. Dicho esto, creo que detrás de la historia de Ultrachef lo que ha tenido en cuenta Miren fue aquel episodio de León come gamba, en el que aquel joven cocinero fue humillado públicamente. Casi podíamos decir que este relato es la venganza de León come gamba. Y, por otra parte, creo que el relato también refleja ese trato tan autoritario, que tanto le molesta, y que se da entre los chefs y los concursantes; así como el aspecto competitivo que imponen en algo tan creativo como la cocina. En estos concursos, al final, no se valora lo gastronómico, ya que están muy editados y se dirige mucho el rol de cada participante, en función de lo que le interese al programa que tenga más visibilidad. Además de que están basados en una falacia, ya que el espectador nunca va a poder probar los plato, y están al servicio de otras cosas más turbias, en el sentido de que se cocina para toreros, militares, embajadores… Creo que estos concursos son una especie de metáfora del mundo en el que vivimos, que es como un trampantojo, en el todo es fachada y lo dentro es falso. El caso es que ahora pones la tele y sale un cocinero; y son programas adictivos.

Ultrachef, además de un relato, casi puede decirse que es micro libro de recetas, ya que el cocinero Edorta Lamo ha hecho realidad los platos inventados por Miren Lacalle.

-En el relato, Miren inventa unos pintxos que, a priori, parecen irrealizables. Pero, ya con el cuento en mis manos, se me ocurrió que sería un buen plus a lo hora de editarlo que un cocinero los creara de verdad. Así que contacté con Edorta Lamo, del restaurante donostiarra A fuego negro, pero sin demasiada esperanza, ya que el libro es bastante crítico con el mundo de la cocina en plan espectáculo. Pero, para mi sorpresa, Edorta se lanzó de cabeza a la historia y creo las recetas, que en el libro aparecen detalladas, con los ingredientes y los pasos para hacerlas. De hecho, el próximo día 13 de febrero presentaremos Ultrachef en su restaurante. Y, por cierto, se han dado unas casualidades y coincidencias increíbles con Edorta, ya que su hijo se llama Leoi (León), igual que el protagonista (Leontxo), y su abuelo se llama Arcadio, como el abuelo del protagonista.

El doble, o quizá triple, salto mortal de esta historia es que Miren ha creado un protagonista masculino homosexual. ¿Qué le ha contado Miren sobre cómo ha vivido la experiencia de, como mujer, meterse en la piel de un hombre gay?

-Digamos que sobre esos aspectos creativos no me he puesto a hablar con ella… Pero si me pongo en su lugar, imagino que tiene que ser difícil planteárselo, pero, al final, la literatura es ponerse un disfraz encima de otro. Y, de hecho, creo que este es un libro con muchos disfraces (risas). En cualquier caso, creo que se ha metido bien en el punto de este Leontxo.

La verdad es que los ingredientes de este relato, con el humor negro como base principal, así como su forma de cocinarlos, recuerda mucho a la literatura de Patxi Irurzun…

-Con este cuento, lo que me pasó es que, al leerlo, me sentía muy identificado con las cosas que escribo yo: el humor, el tono corrosivo… Y creo que conecté con Miren por eso.

Y, ¿cómo vive Patxi Irurzun la aventura de ser el portavoz de una escritora anónima?

-Bien y mal. Por una parte, a mí, todas estas cosas, por mi carácter no me gustan ni me apetecen mucho. Pero, por otro lado, me parece un relato interesante y una autora potente. Literariamente podría decirse que estoy enamorado de ella.

¿Cree que Miren Lacalle seguirá escribiendo y publicando?

-Yo creo que sí, que se animará… El aspecto creativo no es algo que desaparezca de la noche a la mañana; ya lo tenía como música y, ahora como escritora ha dado otra paso más y creo que seguirá… En este sentido, lo que me ha comentado por e-mail, porque yo a ella no la conozco físicamente, a pesar de que ambos vivimos en Pamplona, es que no se ve escribiendo algo más largo, pero sí relatos o novelas cortas; de hecho, ahora está escribiendo otro.

Leave a comment

ga('create', 'UA-55942951-1', 'auto'); ga('send', 'pageview');