• Subcribe to Our RSS Feed
Tagged with "josu arteaga Archivos - Patxi Irurzun"

Frase corta que te apunta a ti: Historia universal de los hombres gato, de Josu Arteaga. MIGUEL ÁNGEL MALA

dic 3, 2012   //   by admin   //   Blog  //  No Comments

Extraigo de Factor Crítico esta reseña que Miguel Ángel Mala hace de ‘Historia universal de los hombres gato”, la novela de Josu Arteaga para la que escribí el prólogo (que Mala cita en estas líneas de abajo):

Gato: (del lat. cattus) 1 m Mamífero carnívoro de la familia de los félidos, digitígrado, doméstico, de unos cinco decímetros de largo desde la cabeza hasta el arranque de la cola, que por sí sola mide dos decímetros aproximadamente; cabeza redonda, lengua muy áspera, patas cortas; pelaje espeso, suave, de color blanco, gris, pardo, rojizo o negro. Es muy útil en las casas como cazador de ratones. Diccionario de la RAE, 1992.

Un análisis del título del libro revela que el autor ha leído a Borges, o al menos que podría haberlo leído o que conoce su ‘Historia universal de la infamia’. Porque escribir una historia universal, aunque trate sobre una aldea de pocas decenas de habitantes como Olariz, es en sí mismo algo pretencioso y desproporcionado. De hecho, Borges tituló así su librito de biografías porque resultaba cómico querer abarcar algo por entero, eso que los enciclopedistas franceses pusieron de moda y que muchos otros han continuado.

Existen historias universales sobre casi cualquier cosa, incluso sobre la literatura, sí, y lo llaman Literatura Universal y se quedan tan anchos. Y se lee en los congresos: Literatura Universal Comparada, o La Poligénesis de la Literatura Universal, o Introducción a la Literatura Universal. Y a uno le dan ganas de reír, porque una verdadera Introducción a la Literatura Universal no puede durar una hora y media con un turno de preguntas de cierre.

Y por eso Josu Arteaga ha escrito una ‘Historia universal de los hombres gato’ en la cual, utilizando esas enumeraciones caóticas que a Borges tanto le gustaban, se pasa revista a los gatos pardos, a los gatos monteses, a los gatos tuertos o a las lenguas de gato, entre otros tipos y subtipos y fenotipos de gatos y sus cualidades. ¿Y qué representan estos animales para Josu Arteaga? A juzgar por el texto, creo que la parte más salvaje, instintiva, sincera y brutal del ser humano. Una parte que no se deja domesticar mediante castigos o alabanzas, chantajes ni manipulaciones. Algo que en los pueblos queda al aire libre, como si dijéramos, mientras que en las ciudades está escondido.

Así, las perversidades del narrador y coprotagonista, Fernando Amescoate, se suman a las de todo un pueblo, de alma negra pero también sincera hasta un punto animal, falta de atavío, de perifollo o vestimenta. Una raza maldita que sin embargo conoció tiempos mejores en los que el agua bajaba limpia por los arroyos y ciertas reglas aún se respetaban, reglas que no tenían mucho que ver con el hombre sino con la tierra, reglas cuyo mayor representante fue Arsenio Aguirre Solozábal, El Indiano, al que achacaban muertes que no fueron suyas y del cual Fernando aprendió casi todo lo que tenía que saber. Y pese –o quizás gracias– al monstruoso entramado de bestialidades que emparenta a sus habitantes, dice de ellos:

Que sepan que fuimos libres. Que sepan que morimos antes que entregarnos. Como la vieja Numancia de la que supimos por la escuela.

Patxi Irurzun califica de neotremendismo el estilo de la obra, cosa que me parece muy razonable, y lo relaciona con mi primer libro, ‘La cruz de barro’, cosa que me agrada todavía más porque ambos comparten la misma idea generatriz, esa autenticidad del medio rural frente al alma postiza de las ciudades. Como Josu, sentí la necesidad de hablar sobre un mundo que me parecía fascinante, en el que las historias poseían el sabor del pecado original, del barro y del aceite rezumando por los bordes de la tina de almazara. Olariz y Garmaz forman parte de un mismo universo, aunque una sea navarra y la otra castellana.

Y el marco temporal también las aproxima, pues ambas comienzan antes de la guerra civil y terminan en la actualidad, señalando el paso de un mundo antiguo que apenas había sufrido transformaciones en cientos o miles de años a otro moderno, marcado por el agua corriente, la electricidad, el cloro de las piscinas y el asfalto de las urbanizaciones.

En cierto modo, si se atiende a la atmósfera semifantástica y al marco temporal, comparten el ADN de ciertos libros que surgieron en la pasada década, como ‘Los girasoles ciegos’ de Alberto Méndez, y pillan de refilón el tema de la guerra civil y las dos Españas, tan presentes en la polémica carlista. Y como Los girasoles ciegos o La cruz de barro, Historia universal de los hombres gato es un libro difícil de clasificar genéricamente. «Novela, dicen algunos», señala Josu Arteaga de su propio libro, y lo mismo se podría achacar a las otras dos.

Pero para mí, todas ellas son libros de cuentos. Cuentos relacionados, que comparten personajes y amplían historias ya tratadas en otros anteriores pero cuentos al fin y al cabo, dotados de autonomía y eficacia singular. Claro que las editoriales prefieren que se califique de «novela» a un libro como Los girasoles ciegos, porque decir que es una colección de relatos descarta a muchos lectores. Tanto da.

Cuestiones genéricas aparte, el estilo de Josu es coherente con la sequedad del alma de los habitantes de Olariz, marcando las frases de forma tan contundente que a veces parecen martillazos en una fragua. Son sentencias tan bien cortadas como los sillares de una iglesia, cimentando una construcción que avanza con la rotundidad de un pánzer sobre las verdes praderas francesas. «En Olariz la vida y la muerte se entienden a nuestra manera», dice. «Todo nace y todo muere», dice. «Sin más».

Así ha sido desde el primer amanecer. Para hombres y animales. Sin distinción. La vida es nieve primeriza. La muerte es nieve pisada. Ambas son lo mismo. Blanca y pura cuando se posa. Barro que desaparece en el barro, cuando el invierno muere bajo un sol que nace.

Frases cortas que apuntan al corazón del lector, inoculándole el veneno de la narración en dosis exactas para que no muera hasta el último momento, cuando ya esté todo dicho y no haga falta más que el silencio para que la obra fragüe.

TOCANDO EL HUESO (PEQUEÑA CRÓNICA DE LA PRESENTACIÓN EN EL GAZTETXE DE ARRASATE)

nov 21, 2011   //   by admin   //   Blog  //  No Comments
Ajoarriero y libros, una buena combinación

Yo a Arrasate no vuelvo. Quiero decir que sí, que fue una gozada estar allá, como siempre, con la gente del gaztetxe y con Josu Arteaga y su familia, pero es que al final lo voy a matar al pobrecico Josu, mi anfitrión, porque cada vez que voy lo gafo, lo enfermo, o a él o a alguno de los suyos. La otra vez, cuando estuve acompañándole en la presentación de su novela Historia universal de los hombres gato (un gran libro, una pasada, que se merece mucho más, buscadlo, leedlo, merece la pena, y me contáis), le cayó una neumonía a Josune, la pareja de Josu, y mientras ellos estaban en Urgencias, yo durmiendo tan ricamente la mona en su casa, sin enterarme; y esta vez Josu ya anadaba pocho, incubando algo, pero es que una vez ya en el gaztetxe, se hizo un chandrío en el dedo cortando pan, claro que lo hacía con la navaja que le regaló El Marro, el poeta tristemente desaparecido (en todos los sentidos) un armatoste de unos cuarenta centímetros de tajo. El suyo, el tajo de Josu le llegó hasta el hueso, lo cual para alguien que toca el bajo (en La banda del abuelo) no es una buena noticia. Así que esta vez se fue a Urgencias mientras yo y quienes asistieron a la presentación nos comíamos tan ricamente el ajoarriero que preparé para la ocasión.
Por cierto, que creo que voy a dejar de escribir y me voy a dedicar a cocinar y vender mi ajoarriero, menudo éxito (la verdad es que me sale de rechupete)… Aunque bueno, la cosa tampoco estuvo tan mal, vino bastante gente y se vendieron algunos libricos, tanto de Janis como de Dios nunca reza. Y sobre todo, estuve a gusto, a gusto, con esa buena sensación que queda cuando los libros, o al menos mis libros se llevan a su espacio natural, al de sus lectores potenciales.
Por lo demás, me alegró volver a ver a algunos viejos compañeros de batallas, como al escritor Eneko Barberena, o saber a través de él de otros, como Diego Martiartu, y también a Iker Barandiaran, o a Izkue, de El Desván del Macho(sensacional grupo, del que os dejo este video:

Y por supuesto, a mi siempre querido Josu, gran escritor, gran amigo y gran persona. Aupa Josu, que las cicatrices siempre son medallas para los escritores malditos. Y tranquilo que la próxima vez prometo ir a a algún chamán que me quite el gafe.

AL OESTE DEL EDÉN

oct 12, 2011   //   by admin   //   Blog  //  3 Comments

La banda del abuelo continúa su campaña de alfabetización entre las tribus del norte, a base de rocanrol y literatura. Esta vez estuvieron en la reserva piel roja de Bergara, repartiendo los últimos ejemplares de ´Atrapados en el paraíso en lugar de espejitos y licor de fuego. En la foto uno de los indígenas afortunados con mi libro.

POR LA PATILLA

may 14, 2011   //   by admin   //   Blog  //  No Comments

Ahí va otra foto del nuevo agraciado -o desgraciado- con mi libro “Atrapados en el paraíso” en otro concierto, este en Bilbao, de LA BANDA DEL ABUELO, con Josu Arteaga frontman de la banda y hombre orquesta (escribe, hace cortos, se reproduce…) haciéndole entrega del premio. El afortunado gané el libro por ser el que tenía las patillas más largas entre el público.

REPARTIENDO DROGA DURA EN UN CONCIERTO

abr 4, 2011   //   by admin   //   Blog  //  No Comments


Al grito de: “A La banda del abuelo le gusta la droga dura y no hay droga mas dura que la literatura”, la banda de Arrasate regaló el pasado sábado en un festi por el 20 aniversario de AGAKO varios “Hank over” y un “Atrapados en el paraíso” (momento recogido en una de las afotos). No puedo sentirme más honrado, sobre todo sabiendo el esperpéntico desarrollo del concierto (y que me recuerda a otra situación, hace muchos años, en la fiesta de mi instituto, Irubide, en la que también se cruzó un entierro de verdad con otro falso y, esta vez, se lió parda, y hubo sopapos y hasta salió en los papeles ), situación que me apunto en la libreta de ideas para uno de mis cuentos y que nos cuenta en primicia el frontman o como se diga del grupo, el escritor Josu Arteaga, que es el forajido que aparece en la foto de arriba pillado in fraganti cuando apareció la comitiva mortuoria: “Una plaza abarrotada y junto a una iglesia donde se oficiaba un funeral. Lo primero que se nos vino a la cabeza es que al fiambre nos lo habíamos cargado nosotros de un infarto de tímpanos, pero no, venía muerto de casa. Suspendimos el spaghetti rock durante el tiempo que tardaron en sacar el féretro del coche funerario y hasta que lo introdujeron en la iglesia y no hicimos comentarios sobre enrriquecer la dieta de los reyes de la selva a base de cristianos
Además, La banda del abuelo repartió entre la concurrencia este comunicado:

www.myspace.com/labandadelabuelo

kontzertuak: 678 433 074

gu ez gara musikariak

txorimaluak baizik

so´ik´so beti

kokoteraino gaz AHT-kin

Tuneleko iparraldeko sarrera hasi da zulatzen Adif, Arrasate eta Elorrio arteko zatiari dagokiona. Tunel honek 3.160 metro izango ditu. Hegoaldean, 2009ko azaroan hasi eta dagoeneko iritsi dira Udalaitzeko bihotzara. Bi zubi ere egingo dituzte, bat Kobaten eta bestea Karraskainen. Arrasate-Elorrio zatiak 5 kilometroko luzera izango du eta 4 kilometro joango dira lurpean Karraskain eta Udalaitzeko tuneletatik zehar.

???

Azal zurixen mundu ero ta arrotz honek negargura sortzen jaku. Lotsabakuak, berekoiak, diruzaleak ta harroputzak nun nahi topau geike. Leku guztixetan eta arlo guztixetan. Rokanrolian, fabriketan, kalian, telebistan eta gobernuan sumatzen da giro faltsu, baztertzaile, arrazista, diruzale, narrusendo ta nazkanteoi.

Geixenetan emuten dau dana galduta dauela. Borrokatziak ez duela merezi. Gaur ordea ez. Gaur badaukou 20 arrazoi, 20 amets, 20 urte geixau eta naz eta ezuste asko izen, naz eta kolpe latzak jaso, naz eta ahulegixak izen; borrokan tinko gauz.

Bai, borrokatziak merezi dau. Beti. Arlo guztixetan. Arma guztixekin. Azken arnasaraino eta garaipenaren zain egon barik. Borrokatzia bera da garaipena.

Urte askotarako AGAKO !!!

Gaztiak ta aguriok kokoteraino gaz!!!

Osasuna, autogestinua, askatasuna ta… BORROKA !!!

Páginas:123»
ga('create', 'UA-55942951-1', 'auto'); ga('send', 'pageview');