• Subcribe to Our RSS Feed

LA RED-PÚBLICA DE LOS ESCRITORES

ago 28, 2011   //   by admin   //   Blog  //  No Comments


El suplemento «Territorios» de El Correo publica un reportaje sobre escritores y redes sociales en el que aparezco (bueno, solo digo una sandez en toda la doble página), pero en la que figuro en la foto junto a unos cuantos escritores de primera división: Vicente Luis Mora, Elvira Navarro, Carlos Marzal, Ricardo Menéndez Salmón o Fernando Marías. Es como- ahora que empieza la liga- cuando los equipos salen y posan con unos cuantos enanos a sus pies. Por lo demás, en la foto aparezco con más pelo y sin gafas, así que bien. Y sí, es evidente que el reportaje lo leí comiéndome una bolsa de patatas fritas.

Aquí abajo van todas las respuestas al cuestionario que me enviaron:

Qué uso haces de las redes sociales?

Uso el blog, la mayoría de las veces como “repetidor” y archivo o caja de recortes de todo lo relacionado con mi obra (reseñas, entrevistas, etc.) y otras también como desahogo, con post sobre mi estado emocional o incluso como columna de opinión. Todo eso lo reboto después al facebook, al que no doy otro uso, salvo publicar algún evento.

¿Pueden ser un estímulo a la creatividad?

Al facebook le doy un sentido más práctico, por sus características y formato. En el caso del blog sí que creo que es un buen estímulo. Yo incluso he escrito una novela, la última que he publicado, colgándola por capítulos en el blog, un poco al estilo de moderno folletín

¿Incluso como para que exista un estilo de escritura, propio, genuino, de las redes?

Puede ser, por la urgencia que exigen. Yo siempre me como sílabas, trastoco sílabas… Eso es una anécdota, pero es elocuente, indica más descuido y menos reflexión a la hora de escribir, pero por otra parte se gana en visceralidad, frescura, sinceridad… Aunque no estoy seguro de que se escriba, literariamente, para las redes, sino que estas son un vehículo, todavía. En las redes creo que es más frecuente la información, la opinión, no la literatura, la ficción propiamente dicha

¿Cómo crees que las usaría un Ramón Gómez de la Serna, si las tuviera a su alcance?

Ni idea. Digo yo que el twiter le iría bien.

¿Eres más activo en Facebook (FB), Twitter o en ambas?

Twiter no lo uso, y Facebook solo para rebotar las entradas del blog, entre otras cosas porque creo que los blogs están un poco en crisis, lamentablemente, aunque de eso creo que hablas más abajo

¿Las redes unen, son humanas, o es una ilusión de contacto…?

Todo es cuestión del uso o el abuso. Si uno pasa más tiempo en el mundo virtual que en el real, creo que no es bueno, que aisla y deshumaniza, y desde el punto de vista creativo, cuando uno pasa más tiempo hablando de lo que ha escrito que escribiendo, creo que tampoco es nada bueno, que es una pérdida de tiempo o que hay alguna carencia.

¿Crees que la imagen del escritor puede perder cierto halo de misterio con la cercanía que dan las redes?

A los escritores mejor no conocerlos, en persona, las redes quizás permiten mantener ese parapeto literario, esa falsedad y ese misterio de la creación que es por la que se admira a un escritor.

Parece que las redes han desplazado a los blogs, como si se tragaran todo lo que sale a su paso. ¿Son cosa del pasado los blogs? ¿Qué fue del tuyo?

Tengo esa sensación desde hace algún tiempo, la de que los blogs han muerto, pero creativamente, literariamente, como vehículo de expresión me parece la red social más adecuada… No me gustan los límites, y el twiter, sobre todo, el facebook ponen límites, la extensión, la exigencia de brevedad e inmediatez, los comentarios, el me gusta/no me gusta… Un blog permite escribir más a tumba abierta. Y hay un tipo de blog que creo que tiene muchas posibilidades, el blog de ficción, crear personajes que los alimentan, etc. Creo que es lo más cercano a literatura y por donde van los tiros.

¿Sigues a alguien con especial interés?

A los que tengo en la lista de blogs del mío. Visito mucho el de Jose Angel Barrueco, el de Jorge Nagore, el de Miguel Sánchez-Ostiz, el de La Txistorra digital, uno de noticias curiosas…Hay miles de blogs y cada día puedes toparte con alguno interesante, yo creo que la saturación al final se traduce en una especie de endogamia, cada cual se refugia en unos pocos blogs, de amigos, y se crean pequeños círculos

¿Imaginas un mundo sin redes sociales?

Hoy por hoy no, es raro, porque apenas han pasado unos años desde que esto estalló… Pero nunca se sabe, tampoco se hundiría el mundo, volveríamos a las cartas, a las conversaciones… Estaría bien ver que pasó el día que se cayó Blogger. Creo que no pasó nada, en realidad, no es como cuando paran los transportistas, o si lo hicieran los panaderos, los basureros… Eso si que son redes sociales de verdad, redes que sostienen la sociedad
Aquí está el texto del reportaje completo (lo acaban de colgar)

CAMBIA DE ACERA CUANDO LOS VEAS VENIR

ago 28, 2011   //   by admin   //   Blog  //  No Comments



Me sorprende que muchos se estén dando cuenta ahora de que los antisdisturbios hacen pupita y que además disfrutan (que alguien decida ser antidisturbios ya es muy definitorio de esa persona). Mientras las hostias se las llevaban, o nos la llevábamos otros, no parecía importarle demasiado a nadie. Yo tengo un recuerdo en la cabeza, cinco puntos de sutura, de un porrazo me que me dieron en las fiestas de mi barrio, la Txantrea, mientras cometía el delito de tomarme una cerveza en la txoznas, el recinto festivo. Volví a casa escondiéndome por campos de trigo, mientras los helicópteros sobrevolaban los cientos de personas que huíamos y nos iluminaban con reflectores de luz. Aquello parecía Vietnam. En Urgencias tuve que decir que me había caído en un bar, porque si no igual venían a buscarme. Y salí bien parado. Por el mismo precio podían haberme detenido, incomunicado, torturado, encarcelado, todo ello mientras los medios de comunicación me estigmatizaban, me llamaban violento, terrorista… O podían haberme reventado la cara con un bote de humo, disparado a bocajarro, como a mi amigo M, al que dejaron en coma tirado sobre el asfalto.

Cuando tenía cinco años la policía nos paró en un control y nos hicieron bajar a todos del coche. Éramos cuatro niños pequeños, mi madre y mi tía. A mi tía le hicieron quitarse las gafas negras. Mi tía es ciega. Hace bastante menos, en otro control, a la que hicieron bajar del coche fue a mi mujer, embarazada de ocho meses. Otra vez, me pararon cuando conducía hacia un barnetegi (un internado para aprender euskera) y tiraron todos mis apuntes y mi ropa por la carretera.

Creo, pues, que es normal que me cambie de acera cuando los vea venir (como cantaban Kortatu). Que sienta miedo de quienes en teoría están para protegerme (también me sorprende que haya quien dice que los que protestan contra la policía bien que recurren a ella cuando la necesitan; pues solo faltaba…) . Y que es normal que no les tenga ningún cariño. Hasta que les haya tirado alguna que otra piedra de vez en cuando. Ellos empezaron.

Parece, en definitiva, que la policía se ha vuelto bruta de repente. Cuando han pegado unos cuantos zartakos en Madrid.

ga('create', 'UA-55942951-1', 'auto'); ga('send', 'pageview');