• Subcribe to Our RSS Feed
Archive from septiembre, 2011

DIOS NUNCA REZA EN ‘GARA’

sep 30, 2011   //   by admin   //   Blog  //  No Comments

Patxi Irurzun se escapa de la ficción al publicar su diario, que lleva por título «Dios nunca reza»

p049_f02.jpg

Aritz INTXUSTA | IRUÑEA

El escritor navarro Patxi Irurzun presentó ayer su último trabajo, «Dios nunca reza». El autor escapa de la novela, el género donde hasta ahora más cómodo se ha sentido, para probar con la no ficción y publicar sus diarios personales escritos durante el verano de 2008.

En su nuevo trabajo, el primero que realiza con la editorial Alberdania, Irurzun destapa las inquietudes que padeció en una etapa de su vida complicada, donde se mezclaba el segundo embarazo de su pareja con su mudanza al barrio de Sarriguren y los problemas laborales y psicológicos que le provocaba la empresa donde trabajaba.

Irurzun, tímido de por sí, se mostraba casi incómodo ante la prensa porque, según explicó, este es el trabajo con el que más «a pecho descubierto» se muestra ante sus lectores. El escritor también reconoció que partes del libro suponen una pequeña venganza hacia sus antiguos jefes. «Al menos, les devuelvo algún que otro empujón», confesó. Dentro de los pasajes del libro tambíén aparecen reflexiones sobre el mundo en el que vivimos, en el contexto de 2008, cuando asomaba la crisis.

http://www.gara.net/paperezkoa/20110930/294023/es/Patxi-Irurzun-escapa-ficcion-publicar-su-diario-que-lleva-titulo-Dios-nunca-reza

DIOS NUNCA REZA EN ‘DIARIO DE NOTICIAS’

sep 30, 2011   //   by admin   //   Blog  //  No Comments
Javier Bergasa

Y a página completa y portada de cultura, oiga. Y también en primera página ganándoles la partida en el «Tres en raya» a Evo Morales y Elena Salgado. Muchas gracias a Fernando Garaioa, periodista correcaminos y siempre al pie del cañón.

Dios nunca reza’, la dura timidez de Patxi Irurzun en un diario «a pecho descubierto»

El escritor pamplonés presentó ayer su nuevo libro, editado por alberdania

El autor desgrana día a día su verano de 2008, marcado por ejes como la familia o la «desacelaración económica»

Parapetado tras su muralla de timidez, pero siempre cargado de lúcido cinismo y árida realidad, Patxi Irurzun presentó ayer en la librería Auzolan de Pamplona su nuevo libro, Dios nunca reza. Un dietario con el que se desmarca de su camino más transitado, la ficción, y desmembra día a día lo que fue para el autor el verano de 2008, aquél en el que empezamos a oír hablar de algo que los gurús económicos y políticos denominaban, como bien recordó el propio autor, desaceleración económica.

La presentación del nuevo hijo literario de Irurzun contó con la presencia de Jorge Giménez Bench, de Alberdania, quien destacó la apuesta de su editorial por la «literatura de la memoria», pero, matizó, «no por esa literatura de la memoria en la que los autores utilizan sus diarios para convertirlos en una colección de ensayos que nunca terminan de rematarse y de apuntes amparados en la impunidad literaria que da el hecho de escribir al paso de las horas y de los días en primera persona. No discuto la legitimidad de esa línea, pero en Alberdania no nos gusta, nosotros apostamos por la implicación del autor con la memoria y con el hecho relatado; lo que nos interesa es el material humano y vivencial de este tipo de literatura, no la opinión sobre terceras cosas. Y esto es lo que Patxi Irurzun nos ofrece a raudales en este Dios nunca reza».

Con la mirada baja, pero con la palabra en ristre, Patxi Irurzun afirmó encontrarse como un adolescente con su nuevo libro, «ya que se trata del primer diario que escribo y publico después de unos cuantos libros de ficción. Y, si siempre resulta difícil explicar de qué va un libro, en el caso de un diario es doblemente complicado, ya que se trata de un género literario mestizo en el que caben muchas cosas». Un mestizaje de palabras que, hundiendo sus raíces en una aparente vida rutinaria, escupe dignidad y sentimientos a los cuatro vientos. «Leño decía en una canción que ‘no hay dos días iguales y todos los días igual’, y eso es un poco lo que sucede en este diario… Hablo de un montón de cosas que me sucedieron en el verano de 2008, que fue cuando lo escribí… De cosas como la crisis económica, que entonces se llamaba desaceleración; de mi vida familiar, de un embarazo de mi mujer; de mi hijo convertido en un príncipe destronado; del trabajo que tenía entonces; de una mudanza, de un nuevo lugar en el que vivir, Sarriguren, que por primera vez creo que se convierte en materia literaria; y de la vida cotidiana, que a fin de cuentas es lo que nutre a este diario…».

A su manera En lo concerniente al impulsó que le llevó abrir su vida al mundo, el autor fue nítido: «Yo empecé a escribirlo y no sé porqué… Creo que todo el mundo, en algún momento, ha tenido la tentación de escribir un diario sin saber muy bien porqué. En mi caso, creo que aquella fue una época de mi vida en la que había pequeños cambios y, de alguna manera, necesitaba un punto de apoyo, un asidero… Y este diario lo fue. Por otra parte, también lo planteé como un experimento literario, ya que era un palo que nunca había tocado y me apetecía hacerlo, eso sí, a mi manera, como dice Sinatra, que, por cierto, también aparece en el libro. En este sentido, no se trata de un diario muy prolongado, yo me lo planteo como un corte en la vida de una persona en un espacio corto de tiempo; y como sucede con los árboles cuando los cortan, que se ven sus anillos, aquí también hay varios ejes (la familia, la crisis económica, la dignidad en el trabajo…) que lo conforman».

Haciendo gala realismo visto desde la perspectiva de alguien que mira la vida a pie de adoquín, Irurzun matizó que «éste podría ser el diario de una persona corriente, con sus problemas y preocupaciones, con la diferencia de que en este caso está escrito por un escritor; y eso, quieras que no, lo hace pasar por el tamiz de la literatura, con cierta elaboración y las exigencias propias del género, que te obliga a escribir a diario y, en ocasiones, de una forma más descuidada. Lo que sí tengo que decir es que este diario es, quizá, el libro en el que yo me he mostrado más a pecho descubierto, con el corazón en la mano, y mostrando mis sentimientos… Algo que considero muy importante porque el fin último era compartirlo con los lectores por una razón: que en las situaciones difíciles, los sentimientos son lo único y lo último que nos pueden quitar y que podemos usar para defendernos, como armas o para ayudarnos unos a otros».

Música y literatura Patxi Irurzun recalcó que el título de su libro no se refiere «al Dios católico, a Ala o al capitalismo; se trata de una metáfora con la que quiero explicar que rezar o confiar en la providencia no nos sirve de nada; somos nosotros los que tenemos que cuidarnos».

Mirando a su prolífica carrera literaria, el autor afirmó que «escribir me da la vida», y matizó, que, a pesar de su incontenible necesidad de embarcarse en diferentes aventuras a la vez, ahora mismo se encuentra inmerso en una novela «que me está exigiendo mucho más tiempo y, en cierta manera, parar todo lo demás y dedicarme a ella».

Y, como no podía ser de otra forma, ya que como bien apuntó «prácticamente todas mis obras cuentan con una banda sonora propia», Patxi Irurzun explicó la música que se lee en Dios nunca reza: «El propio título está extraído de una canción de Poncho K y, ya entre las páginas, se puede encontrar, por ejemplo, el Forever young, de Bob Dylan. La música es algo que no puedo ignorar, aunque este libro no sea especialmente musical y se escuche de fondo».

http://noticiasdenavarra.com/2011/09/30/ocio-y-cultura/cultura/39dios-nunca-reza39-la-dura-timidez-de-patxi-irurzun-en-un-diario-a-pecho-descubierto

Lo ha vuelto a hacer, por Jorge Nagore

sep 29, 2011   //   by admin   //   Blog  //  No Comments
Con una camiseta de Luis Ciges Jorge Nagore venía algunos días al trabajo, y así ibamos tirando

Escribir un libro, Patxi. No tiene solución, Patxi, Irurzun, no la tiene, es como Rulfo pero al revés. El último se llama ‘Dios nunca reza’ y lo ha presentado hoy. He ido porque no tenía otra cosa que hacer, más importante. Bueno, aunque la hubiese tenido, hubiera ido. Es la primera presentación a la que voy en mi vida y espero que sea la última, aunque Patxi, como era de esperar, ha estado esplendido, porque pide perdón mientras habla, aunque no lo pida con la boca. Estuve en otra esta primavera pasada pero en aquella yo era el muerto en el entierro, así que aquella no cuenta. Esta vez lloraba por el finado –debería dejar de leer a ciertos columnistas- y el finado ha hablado muy bien, casi tan bien como escribe, que es muy aproximado a lo que siente. Patxi Irurzun no es mi amigo, pero no me importaría que lo fuera. Pero no tiene tiempo. Tiene que escribir. Y eso es genial. Le he preguntado -porque estábamos pocos y los silencios se expanden- a ver cuándo deja de escribir libros para escribir un libro y se ha reído y el editor, que también ha estado muy bien, me ha mirado con cara de ‘¿quién es ese payaso?’ pero en realidad lo preguntaba para que lo apuntara el único periodista que estaba en al acto. Porque la verdad es que no sé si debe dejar de escribir libros para escribir un libro y quizá sea al revés, que cuanto más escribe escribe mejor, pero yo se lo pregunto, que para eso soy periodista aunque solo sea de este blog. He ido a Auzolan y no había media alma, aunque al entrar Patxi ya ha cubierto el cupo necesario de almas. Hay alma en Auzolan hasta 2023, fácil.

Patxi –lo he ‘sufrido’ como compañero de trabajo- tiene el corazón de un ángel, la timidez de un niño y los dedos de un diablo. Te puede destrozar en una línea, pero no lo hace. Hacía folletos para hipotecas en una empresa-zoológico en la que coincidimos poco tiempo para la parte de la convivencia y demasiado para la parte de la arrogancia. Nos reíamos tanto como alucinábamos. No voy a recordar aquel año porque no me creería nadie y además no merece la pena, todos somos hijos de alguien y algunos incluso hasta padres, lo que no deja de ser asombroso. Llegamos a pensar Patxi y yo y otros compañeros que estaban grabando sin nuestro permiso algún documental para National Geographic pero sin cebras. Siempre tendremos la duda. Patxi ha escrito de eso –por dignidad- y también de sus dos hijos, de una mudanza, de esta Pamplona en la que te pueden dar por saco los habituales pero también y más los autocalificados como progres –aquel jefe nos sacó unas pastas el día que murió Pinochet, en fin- y de todas las cosas que le convierten en mi a escaso juicio en un escritor de primer orden con muchas cosas que decir y que decir bien. Patxi no es de esos escritores de los que puedes decir ‘no ha dicho nada pero qué bien lo ha dicho’. Podría serlo, claro, con la Blakandeker, pero pasa. Él dice cosas porque ha venido aquí a compartir lo que le pasa por la cabeza y ve y a que lo leamos y aprendamos y él de nosotros cuando le leemos. Por eso me jode que se le lea poco y por eso le pregunto que cuando va a escribir un libro y no tantos libros fantásticos, aunque me mire un simpático señor con bigote con cara de justificado espanto. Enhorabuena, señor tímido, cuando me lea su libro, le diré, pero no tengo duda ninguna de que me va a encantar. Joder, me gustaban hasta los textos para hipotecas que hacías en aquel puto frenopático, como para no gustarme esto.

Pd: el libro cuesta 17 euros, se llama ‘Dios nunca reza’. Un señor que pasaba por allá le ha preguntado que a qué Dios se refería y Patxi, pidiendo perdón por hablar, le ha contestado con su legendaria y la infinita educación del que ha sido barrendero –barrendero de verdad, de la mierda que dejamos los demás- que ‘no es un Dios concreto, de ninguna religión, podría ser el capitalismo, o el consumismo o el ecologismo o algo. Se refiere a que solo nos tenemos los unos a los otros para ayudarnos’. Patxi es un genio. Yo lo he visto. Lo ha vuelto a hacer.

Lean también ‘Janis, mi dulce y sucia Janis’ y ‘Atrapados en el paraíso’ y ‘Cuentos sanfermineros’ y ‘La polla más grande del mundo’ –Patxi escribe unos textos preciosos para niños en una web- y ‘Ciudad Retrete’ y unos cuantos más. Lean lo que les dé la gana, hombre, pero luego no digan que no se les avisó, jeje. A mi esta publicidad me da vergüenza y es la última vez que la hago, pero la hago porque es mi obligación como lector, no porque me lo haya pedido él. Patxi no haría eso en la vida, por eso lo hago yo.

MACARRONES EXPRESS

sep 29, 2011   //   by admin   //   Blog  //  No Comments

No sé si en la convocatoria para la presentación del libro se entendió bien el mensaje. Ponía Convocatoria Dios, que, vale, asusta, un poco, pero no es lo mismo que Convocatoria ni Dios… Bueno, estoy exagerando un poco, la verdad es que han aparecido por ahí unos cuantos amigos y plumillas, y que la cosa ha estado muy bien. El más rápido de todos ha sido el gran Jorge Nagore, que ha debido de salir de ahí y ponerse a escribir como un meteorito y ya ha colgado una crónica en su blog, y yo me emociono, porque que ese monstruo me dedique unos minutos de su tiempo y de su salero no tiene precio. Como es tan grande, lo que ha escrito lo reproduzco en un post aparte ahí arriba.
Después de la presentación a correr, fuera el traje de escritor y a enfundarse el mono de trabajo: a recoger a los niños al cole -he llegado por los pelos-, algo rápido para comer, unos macarrones, que nunca fallan, y ahora esperando como los actores que ya no están de moda, que suene el teléfono, o la campanita del email. Mañana creo que saldrá algo en los papeles. El libro está ya, que yo sepa, al menos en Auzolan y El Parnasillo, esperandoos.

‘DIOS NUNCA REZA’ PREMIO NADAL

sep 25, 2011   //   by admin   //   Blog  //  2 Comments

Los primeros síntomas de la crisis económica; un embarazo y un príncipe destronado; un trabajo aniquilante y un despido liberador; el vértigo del paro; una mudanza; Sarriguren, mi barrio, por primera vez convertido en material literario; las peripecias y miedos de un escritor tímido, sus sueños (este diario fue Premio Nadal…hasta que se emitió el fallo); las noticias de los periódicos -el asesinato de Nagore Laffage, los abusos de las compañías de teléfonos…-, pasillos de hospitales, conversaciones escuchadas en autobuses urbanos, paseos y conversaciones de la mano de mi hijo hasta la puerta de la escuela…

De todo ello hablo en las páginas de este diario, escrito en el verano de 2008, que presentaré el próximo

Jueves 29 de septiembre a las 11:30 en la librería Auzolan (C/Tudela, 16) Pamplona


Y este link de la editorial Alberdania podéis descargar la portada, leer la sinopsis y comprar el libro.

Os espero.


Páginas:123»
ga('create', 'UA-55942951-1', 'auto'); ga('send', 'pageview');