• Subcribe to Our RSS Feed

MIEDO

may 11, 2011   //   by admin   //   Blog  //  1 Comment

Eso no lo contó (porque en el zapatismo se manda obedeciendo, y por ejemplo su cara visible, un encapuchado, es solo un subcomandante) pero Javier Elorriaga además de ser periodista de la revista mexicana Rebeldía, fue condenado y encarcelado hace años por el gobierno mexicano, acusado de ser el Comandante Vicente, después de haber actuado como enlace entre ese gobierno y el EZLN y en algunos momentos incluso también se llegó a especular con que fuera el propio Marcos, o al menos su rostro público, la cara visible, sin pasamontañas, de los zapatistas… El caso es que ayer Elorriaga estuvo en Pamplona, en Zabaldi, y por allá no había cámaras ni periodistas, e igual ni falta que hacía, pero es bien elocuente al respecto de lo que hoy es noticia e interesa (otro gallo habría cantado si, por ejemplo, la charla la hubiera dado Leonardo Dantés, por ejemplo).
Elorriaga habló de la guerra contra el narco en México, y vino a decir que es un cajón de sastre (y desastre) en el que el gobierno mexicano aprovecha para aniquilar y destruir la sociedad civil, el tejido social… En ella mueren narcos, sí, pero también mueren activistas, sindicalistas, obreros… y civiles, muchos civiles. El miedo, de ese modo, atenaza a un país entero, amordazado, paralizado, cada cual busca salvar su propio pellejo (¿todo el país? ¡No! Una aldea poblada por irreductibles zapatistas resiste ahora y siempre al ejército invasor, al PRI, al PAM, al PRD, que en el fondo son todos los mismos y de los que no quieren saber nada: las comunidades zapatistas han renunciado a todas las ayudas gubernamentales y, dicen, les va bien… En el Chiapas zapatista, dijo Elorriaga, no hay fosas, ni trata de blancas, ni toda la violencia que genera la llamada guerra del narco).
Pero a lo que yo iba es a que ayer Javier Elorriaga, en lo que parecía una broma pero no lo era ni mucho menos, vino a Pamplona a ofrecernos su solidaridad. Elorriaga (que, por cierto, aparece en mi novela En el desierto de la soledad, que podéis descargar aquí a la derecha) vaticinó que en Europa el colchón social se está desinflando, que nos lo están dejando hecho unos zorros a sirlazos la clase política, los banqueros…. Nada que en el fondo no sepamos, pero ese es precisamente el problema, que lo sabemos y no hacemos nada. A nada que nos descuidemos un poquito, vino a decir, también nuestro tejido social, la sociedad civil se disolverá, la disolverán, si no lo han hecho ya, y también tendremos miedo y -esto lo digo yo- nuestra propia guerra del narco, quizás a otra escala, y con otros actores, y cada cual pensará solo en cómo salvar su propio culo, y de esa manera será como nos darán la patada en el mismo a todos.
Todo esto, aunque parezca lo contrario por las líneas anteriores, Elorriaga lo contó con optimismo, confiando en una reacción y ofreciendo para ello el ejemplo, la experiencia en la lucha, la solidaridad zapatista.
Hace unos años estuve en otra charla, muy cerca de Zabaldi, y también hubo un vaticinio que acabó por cumplirse. Quien hablaba era un obrero de la fábrica argentina Zanón, ocupada y recuperada por sus trabajadores, y dijo que la crisis económica que sufrían ellos en Argentina no tardaría en llegar por aquí. Era el 2007 o 2008, y nadie se lo tomó muy en serio, todo el mundo (o casi todo, para otros la crisis no viene y va, es algo que está siempre ahí) tenía su movil última generación, sus vacaciones (quizás en México, en Acapulco o Cancún), su trabajo seguro… Y mira… Así que habrá que tener en cuenta todo lo que Javier Elorriaga contó ayer y empezar -volver- a organizarse. Digo yo.

1 Comment

  • A ver si empezamos a montar YA! nuestras redes de apoyo mutuo o se nos comen como a los pingüinos. A ver si aprendemos de nuestros viejillos, de sus luchas setenteras. Porque todo lo que recuperemos será para todos, aquí, en las comunidades de Chiapas, en las frábricas recuperadas de Argentina, Islandia…

    Vaciad la librería de Darwin, que aún hay hueco para Kropotkin.

Leave a comment

ga('create', 'UA-55942951-1', 'auto'); ga('send', 'pageview');