• Subcribe to Our RSS Feed

EL PAYASO ESTÁ EN LA PISTA

mar 3, 2011   //   by admin   //   Blog  //  No Comments

Por ahí ya han salido algunas críticas a las dos antologías de las que hablaba más abajo, Viscerales y Beatitud, y de momento mis cuentos no salen malparados. Esto dicen en Estado Crítico sobre “Reliquias y jorobas” (el relato de Viscerales), un blog que elige y reseña un libro cada día:

(…) Así que es mejor ir a este restaurante zamorano otro día, cuando sepamos que en la cocina están Francesco Spinoglio, Javier Esteban (digno su texto de David Foster Wallace), Julio Valdeón Blanco, Lucía Fraga, Patxi Irurzun (genial su lisérgico viaje por la Vera cacereña, al más puro estilo ‘beatnick’ en “Reliquias y jorobas”), Dani Ruiz García (sé que parezco el padre de Hamilton, pero ¿acaso no es su “Pliego de descargo” el mejor relato del libro?)… Son ellos, (y algunos pocos más) los que dan prestancia al local. Son ellos los que dan lustre al proyecto culinario, los que vertebran toda la edición con su visceralismo (auténtico, no impostado como el de otros participantes), doliente, sudoroso, pegajoso, quebradizo (…)

La crítica completa del libro aquí

La de Beatitud en La República Cultural es más una reseña que una crítica y menciona una de las curiosidades de mi relato, que a mí me hizo mucha gracia descubrir y por eso la introduje en el cuento, y es que los padres de Ned Flanders, el modosito vecino de Los Simpsons eran una pareja de beatniks, y el padre en concreto un poeta beat (aparecen en dos capítulos de la serie, que yo cuento en el relato):

(…) Un descubrimiento gratificante para el lector este grupo de narradores poco iluminados por los grandes medios, pero quizá ellos lo prefieran así para ser más auténticos, más verdaderos. Viajamos entre relatos que mentan la serie Los Simpson (Ned Flanders en concreto), conducidos por la pluma de Patxi Irurzun (…)

Por lo demás, yo sí quiero que me iluminen los focos, que lo hagan aunque sea una vez, una sola vez, a ver qué me da tiempo a decir y si a alguien le interesa. Yo no quiero que me lean cuarenta lectores, quiero 4.000, 400.000 quiero ver si cuatro millones de lectores son capaces de corromperme, de hacerme menos auténtico o verdadero. El payaso está en la pista. Que me ilumine, el puto foco, pues. Joder.

Leave a comment

ga('create', 'UA-55942951-1', 'auto'); ga('send', 'pageview');