• Subcribe to Our RSS Feed

NIEVE Y TONTOLABAS

dic 1, 2009   //   by admin   //   Blog  //  6 Comments

Ayer fue un gran día. Un día de fiesta, pero –en mi casa- solo para mí, mi mujer trabajaba y los niños tenían cole y guardería, respectivamente, así que después de llevarlos en coche a cumplir con sus obligaciones, yo regresé a casa, volví a acostarme, bien abrigado bajo las mantas, puse algunos discos, leí un poco, repasé algunas notas de una novela atascada…Hacía siglos que no tenía un momento así, y por si todo eso fuera poco, de repente al levantar la vista hacia la ventana, vi que había empezado a nevar, los copos caían con fuerza recortados sobre esa luz especial que tienen los días de nieve, y esa fascinación que esta siempre ejerce: ¡Ah, era ciertamente un placer ver esa estampa tumbado en la cama, sin otra obligación que la de estar ahí mirando! Me quedé incluso adormecido y nada fue capaz de arrebatarme el buen sabor de boca que me dejó ese momento. Ni siquiera el tontolaba de Orange -bueno, tontolabas sus jefes, él es un mandado-que me despertó con su voz enlatada y pronunció mal mi apellido y me hizo una oferta que me pareció ridícula y fea y fuera de lugar en una mañana tan perfecta como aquella, una mañana tan rara, en este momento de mi vida, como un gorila albino.

6 Comments

  • de vez en cuando yo tb tengo días así, para mis movidas, son perfectos.
    Por otro lado, estoy de los de Orange hasta los huevos.
    un saludo

  • Me alegro por ti, eso sí, no vayas a coger costumbre.
    Abrazo

  • Creo que me estoy planteando volver a Pamplona solo por eso: tener algún “crrrrrrrrrios”, llevarlos al cole y luego meterme otra vez en la cama. De pequeño intuía q mi madre hacía a veces eso, y me daba gran envidia.

    Gran estampa la que nos has regalado. Agradecido quedo.

  • ¡Qué bonito! Ése es el momento/lugar perfecto para disfrutar de la nieve. Deja de ser tan ideal cuando uno tiene que correr para coger el autobús, o cuando va cargado con las bolsas de la compra…, etc. Pero poder disfrutar de ella así… ¡es un privilegio!
    Saludos.

  • Pues, a algunos les dará envidia, pero yo todos los días dejo a mi niña en el cole, que me queda a un minuto de casa y luego me meto en la cama con el portátil, he descubierto este lujazo de escribir en la cama y me apasiona, bien mullidita con unos buenos cojines… Un lujo asiático,jejeje…

    Un cariñito.

  • Las compañías de telefonía no respetan ni a los muertos. Cagüen tó. Saludos y enhorabuena por tus escritos (incluidos los libros).

Leave a comment

ga('create', 'UA-55942951-1', 'auto'); ga('send', 'pageview');