• Subcribe to Our RSS Feed

EL HOMBRE GATO (o sobre el afterpop)

dic 8, 2009   //   by admin   //   Blog  //  3 Comments
Este texto lo escribo con la cara pintada de gato. Podría ser una escena de un libro afterpop, pero yo más bien estoy pensando en Daniel Ruiz García, que se levanta cada día a las cinco de la mañana a escribir sus libros (libros con títulos como Perrera o Chatarra) antes de que sus niños y su mujer se despierten y él tenga que irse a trabajar. El otro día en su blog Daniel escribió una entrada sobre el afterpop, precisamente, con la que estoy bastante de acuerdo; estoy pensando en eso y también en un fragmento del último dietario de Sánchez-Ostiz, Sin tiempo que perder, que reproduzco:

La autobiografía de Mark Twain es un libro estimulante, por el tono y el aire de la franqueza que respiran esas páginas sobre todo. Todo un modelo de cómo hablar de uno mismo con pocos tapujos y a la vez haciéndolo de asuntos esenciales que conciernen a los lectores y suscitan la complicidad de estos.

Hay un pasaje en el que Twain habla de la reputación literaria, pero no de la superficial, la que se debe al ruido de los críticos, sino de la que se sostiene en lectores de los que no cuentan demasiado en las estadísticas, los desfavorecidos, los sin voz, que han reconocido en esas páginas la voz que no tienen, los recuerdos dormidos, las emociones y pasiones que les son de verdad comunes: “abajo, en las aguas profundas; una vez favorito allí, siempre favorito; una vez amado, siempre amado; una vez respetado, siempre respetado, honrado y creído. Porque lo que el crítico dice nunca encuentra camino en esas plácidas profundidades, ni las befas de los periódicos, ni un solo soplo de los vientos de la calumnia que soplan arriba”. ¿Hay algún escritor que se atreva hoy a buscar esos lectores?”

Es probable que sí, Daniel Ruiz García, por ejemplo, es uno de esos escritores. Lo que sí es cierto es que, por contra, muchos de los libros que se publican hoy parecen escritos para agradar a los críticos, antes que a los lectores; y que incomprensiblemente -o no tanto- son los libros de los que se habla, los que se venden… Que se lean ya es otro asunto. A mí el afterpop, la nocilla y la postpoesía, en general, me dejan más frío que un arenque, sus libros se me caen de las manos a las diez páginas, no entiendo muy bien de qué estan hablando, no soy capaz de comprender algunos conceptos, supongo que por mis propias limitaciones, conceptos como afterpop, ni siquiera sé a qué se refieren cuando hablan de cultura pop (¿cultura popular? ¿popular?)… No sé, a mí me gusta leer libros que, en lugar de hacerme sentir lo listo y lo intelectual que soy, me emocionen, o me hagan partirme la caja, que me corten la respiración, libros que me agarren por el cuello y me arrastren dentro de ellos … Y cada vez me cuesta más dar con esos libros (ahora que lo pienso, es algo que echo en falta no solo en el afterpop, sino en la mayoría de los libros que se publican).

De todos modos, igual que alguno de esos autores afterpop o nocillas no me desagradan del todo e incluso hay vínculos que me unen a alguno de ellos, tampoco me parece que levantarse a las cinco de la mañana o tener un puticlub debajo de la ventana, como le pasó a Daniel, sean condiciones necesarias para escribir libros apasionados. Solo son circunstancias que me hacen fiarme un poco más.

Por lo demás ¿que por qué llevo la cara pintada de gato? Pregúnteselo a mi hijo.

3 Comments

  • jejejeje, un achuchon tío.

  • Sí que se te ha quedado una cara rara, tío. Tu hijo se habrá cagado de miedo…

    Un abrazo, lo dicho: estamos en lo mismo.

  • Si que hay que ser PENDEJOS para hacerse de gato. Ese buey chingado de las pelotas marrano cornudo no solo dormira con gatos, sino tambien se los follara, de cansarse de ellos se los comera tambien en diversos platos no obstante tambien se bebera sus orines.

    Ese cojudo para Halloween ya no necesitará máscara, debe ganar bien trabajando en el circo y para follar con su mujer le metera un polvazo colocandose la mascara de Brad Pitt esa de $1 porque asi de feo ese criminal nadie va a querer que se lo entierre esa verga que hsata debe tenerla igualita que el gato, como un anzuelo para que entre y ya no salga, que pendejos carajo.

    Ya imagino ese buey no faltara aquel pendejo que se haga lo mismo pero con cara de perro y lo quiera perseguir en la vida real, debe ser la cagada porque si buscan cara de perro en google encontraran varios putos de mierda con el mismo trauma creyendose animales del diablo.

    Imagino que si lo llevas a un restaurant y pides el menu del dia te lo debe tirar en la cara y contentarse solo con su Ricocat (comida para gatos), ya imagino esos cornudos que tengan cara de ratas deben andar cojonudos de miedo con este loco traumado puto de mierda que no conocera el paraiso porque ni Dios se lo querra guardar, y creo que ni el diablo engrosaria sus filas con ese embutido de hombre transformer, por temor a que convierta en gays a su poblacion infernal.

    Imaginen como sera el culo de este pendejo, seguramente se hizo una cola el marrano cochino y se la puso en el horto para parecer mas gato, su revista porno debe ser las aventuras de gardfield en la gaticueva de las putas.

    Adios pendejos y por favor dejen sus apestosos comentarios.

    Un saludo desde Mexico que cada vez está más ahogado con la delincuencia y nadie sabe que hacer, las mafias gobiernan nuestro pais, te matan por 1 peso y se necesita un imbecil con cara de gato descender drogado desde un avion para que todos piensen que es Cristo y los viene a salvar, maldito demonio convertido en quirofano por un par de pesos ahora te puedes convertir en cabra con el pene de king kong y la cara de Elvis Presley la puta que lo pario!

Leave a comment

ga('create', 'UA-55942951-1', 'auto'); ga('send', 'pageview');