• Subcribe to Our RSS Feed
Archive from octubre, 2014

ENTREVISTA A AMPARO SÁNCHEZ, AMPARANOIA, EN GARA Y EGUZKI IRRATIA

oct 31, 2014   //   by Patxi Irurzun Ilundain   //   Blog  //  No Comments

Amparo Sánchez-3“Mirar y consolar a la niña que fui y que sufrió esa experiencia tan traumática ha sido doloroso pero sanador”

La cantante granadina presenta hoy en Lizarra e Iruñea el libro “La niña y el lobo”, en el que cuenta su experiencia como víctima de violencia de género.

Patxi Irurzun, Iruñea

Ámparo Sánchez, Amparanoia, desvela en La niña y el lobo (Lupercalia ediciones) una etapa de su vida desconocida no solo para el gran público sino también para mucha gente de su entorno: su experiencia, cuando solo tenía 16 años y era madre adolescente, como víctima de violencia machista. El libro busca ayudar a mujeres en la misma situación y le ha servido a ella para cerrar heridas, ser consciente de los ángeles que la han sostenido, como su hijo o la música, y caminar en paz a lo largo de su vida. Hoy, presentará el libro en la Casa de la juventud de Lizarra (17:30h) y en el Planetario de Iruñea (20:00h), con entrada libre, donde también interpretará en acústico alguna de sus canciones.

¿Por qué te has decidido a contar ahora una experiencia tan dura?

He escrito “La niña y el lobo” con el objetivo de que pueda servir a mujeres que se encuentren en una relación de control que puede acabar en un caso de violencia de género. A mí me tocó vivirlo siendo adolescente. El libro cuenta a modo de diario mi experiencia entre los 14 y los 24 años: fui madre con 16 años, se trató de mi primera relación de amor,  empezamos a vivir juntos, pronto empezaron los episodios de violencia… Era algo de lo que no había hablado mucho, y ahora a una edad madura he sentido que el libro podía servir como ejemplo de superación, porque tiene las claves de cómo salir, muestra cómo empezar por el amor a una misma, los recursos y los pasos para salir de una vida que no te mereces y de la que no tienes la culpa. Es una herramienta para mujeres en esa situación o para quien quiera saber más sobre ese tema.

¿Y para ti escribir ha sido una terapia?

Por supuesto, el libro me ha dado la oportunidad de hablarle a esa niña que se quedó con esa experiencia traumática y a la que no había vuelto a mirar, he podido abrazarla, consolarla, y también me ha servido para darme cuenta de que he elegido el perdón para seguir adelante, o de que la música ha sido el motor para conseguir hacer realidad mi sueño, vivir de ella… Escribir me ha permitido ver todos esos ángeles, como mi hijo,  que pasaron por mi vida y me ayudaron a salir de esa situación.

Pero desgraciadamente casi siempre las historias de violencia machista que conocemos tienen finales de los que nos enteramos en los telediarios…

El libro busca decir que la superación es posible, que es posible salir, que los celos no son amor, que si te hacen llorar no es amor… Necesitamos contar todo eso porque las mujeres crecemos con unos patrones de amor romántico que son engañosos y machistas, y necesitamos hablar de estas historias para construir una sociedad igualitaria y que respete a la mujer…

Cuando uno lee el libro el lector se pregunta precisamente por qué la protagonista no se aparta de su maltratador, por qué continúa con él… Supongo que es algo que hay que vivir en primera persona para conocer las respuestas

Es muy complicado porque estamos hablando de una relación de amor, hay un propósito de vida juntos, hay un “enamoramiento”,  crees que ese es el amor de tu vida y quieres que eso cambie y no vuelva a pasar, le crees cuando te pide perdón y estás convencida de que no va a volver a pasar, porque estás enamorada, esa es por supuesto la parte más dura, esa parte de enganche  incluso sabiendo que te hace daño, y en la que las mujeres solemos necesitar más ayuda, de tipo psicológico.

En tu caso, a pesar de todo ello, de ese daño, has perdonado…

Aunque era algo que ya sabía, escribiendo el libro fui mucho más consciente de que había perdonado porque el rencor y el odio iban a ser pesos que no me dejaban avanzar, en mi evolución personal, en mis futuras relaciones de pareja y sobre todo en el sentimiento que yo quería transmitir a mi hijo, yo no quería que él odiara a su padre, y elegí el perdón sin ninguna connotación judeo-cristiana, fue algo más del tipo “esto ya pasó, me voy a curar, he salido y voy a caminar en paz con mi pasado”.

Y no tuviste miedo de que escribir libro reabriera las heridas, o te hiciera revivir aquellos momentos…

No fue fácil, no, y no solo ya recordar los momentos de violencia física, sino la realidad de aquella niña, que fue madre tan joven, una realidad tan dura siendo tan inocente todavía… Mirarla fue doloroso, pero a la vez muy sanador…

Has hablado de tus ángeles, la música, tu hijo, tu familia… ¿Cómo ha recibido la gente de tu entorno el libro, y cómo quienes ni siquiera conocían esta etapa de tu vida?

Esa ha sido sin duda la parte más dura, la que más me ha costado… No lo han pasado bien, quienes estaban en esa época conmigo y no sabían nada han pasado la angustia de no poder haberme ayudado, para los que todavía no estaban ha sido un shock… Pero yo siempre les digo que el mensaje es de esperanza, que el final, más que feliz, es de armonía, y que miren a la mujer que soy ahora y no a la niña que fui, aunque ella forme parte de mí.

  http://www.naiz.eus/eu/hemeroteca/gara/editions/gara_2014-10-30-06-00/hemeroteca_articles/consolar-a-la-nina-que-fui-y-que-sufrio-esa-experiencia-ha-sido-doloroso-pero-sanador

La entrevista en Eguzki Irratia:

http://eguzki.eus/entrevista-con-amparo-sanchez-amparanoia-y-entrevista-sobre-la-resintonizacion-de-antenas-de-tv/

(a partir del minuto 11)

 

 

ENTREVISTA A ARTas EN GARA

oct 27, 2014   //   by admin   //   Blog  //  No Comments
10665330_358738350947290_6940098422457776276_n

Intervención de ARTas en San Fermín Txikito. Foto: ARTas

ARTas, nace en Iruñea para reivindicar la igualdad de género desde el ámbito creativo

“LA INVISIBILIDAD DE LA MUJER ES BRUTAL”

 

Patxi Irurzun. Iruñea

“Las mujeres no deberían reírse en la calle”. Son declaraciones de Bulent Arinç, viceprimer ministro turco, el pasado verano. Esas palabras fueron el detonante para crear el colectivo ARTas, que busca combatir la desigualdad de género a través de intervenciones artísticas, y denunciar la invisibilidad de la mujer en el propio ámbito creativo. Su primera acción fue recopilar fotos y grabaciones de mujeres riéndose y llenar con ellas la calle, durante las pasadas fiestas de San Fermín Tixikito. Que las carcajadas se escucharan bien altas. Que llegaran lejos. Hasta Turquía. Tal vez lo hayan conseguido, pues, además de la calle, las redes sociales son el espacio en el que ARTas va a intervenir. Hablamos con ellas.

 

 

¿Cuándo surgió ARTas y con qué objetivo?

ARTas lo formamos Silvia Jauregi y Ventura Ruiz. Ambas nos coincidimos en el instituto y después de veinte años, volvimos a coincidir en el mundo virtual descubriendo entonces que las dos nos movemos en mundos creativos como son el marketing y el teatro. Y nos reencontramos a raíz de una noticia que leímos en facebook y que nos indignó y sorprendió, a partes iguales. Decidimos que había que darle salida a esa indignación, dándole la vuelta y aportando algo en positivo. En este caso, la noticia que nos hizo empezar a movilizarnos fue la intención del gobierno turco de prohibir a las mujeres tanto la risa como la sonrisa en las calles porque atentaba a la moral religiosa e incitaba al pecado. Así que a través del propio facebook hicimos un evento animando a todas las mujeres que quisieran apoyar a nuestras compañeras turcas para que subieran fotos en las que reían y reían y reían… La respuesta fue espectacular y el evento se expandió de forma exponencial muy rápidamente. Decidimos que teníamos que ir aún más lejos comunicando las redes sociales y la calle. Y eso hicimos. Con todas las fotos recogidas editamos un vídeo y lo acompañamos con un audio que recogía risas de mujeres. Y en plenas fiestas de San Fermín txikito decidimos proyectar este vídeo en las fachadas de dos edificios del casco viejo pamplonés mientras todos los bares de la plaza de la Navarrería pinchaban a la vez el audio para que se oyeran las risas. Queremos que la gente se inquiete, pregunte y se vea también partícipe de los cambios sociales fundamentales para un mundo más igualitario en cuestión de género.

¿Cuáles son las principales carencias en cuanto a igualdad de género en el ámbito creativo?

Activistas del arte como Yolanda Domínguez llevan años denunciando la desigualdad social entre el concepto masculino y el femenino. Por ejemplo, no hay más que ver las publicaciones de moda para ver cómo es tratado un cuerpo femenino frente a uno masculino, en qué actitudes te encuentras a unos y a otras, cómo somos retratadas las mujeres generalmente como seres lánguidos, indefensos, abusados, sin personalidad, sin fuerza, por los suelos… En cuanto a los museos, tenemos a las Guerrilla Girls actuando desde el 1985 denunciando que a pesar de ser mayoría las mujeres que estudian Bellas Artes, los museos están copados por hombres y muy pocas mujeres consiguen hacerse un hueco en ellos. Esta situación no es justa y hay que buscar equilibrio entre hombres y mujeres. La invisibilidad de las mujeres es brutal. En el día a día somos ninguneadas en noticias, en temas culturales, en charlas coloquiales, incluso en programas de fiestas (¡parece que sólo hubiera gigantes y cabezudos chicos!…)

¿Y qué creéis que puede aportar el arte para conseguir una sociedad más igualitaria?

El arte no puede ser algo estanco, algo quieto y para unxs pocxs. El arte tiene que estar vivo y generar reacciones. El arte debe reflejar la realidad y si lo que refleja nos genera malestar es que está sirviendo para denunciar desigualdades. En este caso, cuando sacas a la luz la cotidianidad y la comparas entre los géneros te das cuenta de lo diferente que es ser hombre o ser mujer. Y no queremos que por una cuestión tan supeditada al azar como nacer con un género u otro, tengamos vidas diferentes en cuanto a igualdad de trato, de oportunidades, de salario, de aceptación… Por ejemplo, si publicamos en nuestra página facebook, como parte de nuestra próxima acción, fotos realizadas a hombres que adoptan las poses típicas de mujeres de las revistas de moda nos daremos cuenta de lo ridículos que resultan. Si abriésemos un periódico y viésemos tan sólo fotos de mujeres políticas, economistas, futbolistas… ¿no nos extrañaríamos? Pues lo que queremos subrayar es que todo esto, el rol que se asigna a hombres y mujeres actualmente, se acepta como normal cuando no debería serlo. Y hay que cambiar la mirada de la sociedad para conseguir una sociedad más igualitaria…

¿Cuáles serán las nuevas acciones de ARTas? ¿En qué ámbitos vais a interactuar?

Seguiremos el ejemplo de Yolanda Domínguez en cuanto a sacar el arte-denuncia de los museos y de las galerías y llevarlo a la calle o, gracias a las nuevas tecnologías, moverlo por las redes sociales. La idea es impactar. Que la gente que se encuentre con nuestras propuestas se impresione y saque el móvil, haga una foto, la comparta… Creemos que poca gente pasea por los museos y galerías, que el concepto de arte ha cambiado y ahora es más efímero y que por ello una acción puede llegar a más gente si actuamos en la calle o en las redes sociales. Interactuar en la calle es algo muy potente por su pronta respuesta y su gran impacto pero hemos constatado también la enorme difusión que se consigue a través de facebook. Por ello, en nuestra página de ARTas, además de recoger imágenes de nuestras acciones callejeras, compartiremos también todas aquellas noticias que contribuyan a dar más visibilidad a la mujer, las noticias que nos parezcan divertidas, los trabajos de las mujeres creativas que vayamos conociendo… (como Agustina Guerrero o Caroline Sesmes y Laura Tomé, por ejemplo). Todo esto para conseguir un mundo que trate mejor a las mujeres, abra la mente de los hombres para que sean conscientes de las desigualdades de género y pelee por un mundo más libre, más creativo y más armónico, porque somos y estamos ARTas!

http://www.naiz.eus/eu/hemeroteca/gara/editions/gara_2014-10-26-06-00/hemeroteca_articles/la-invisibilidad-de-la-mujer-es-brutal

LA PRIMERA TORTA

oct 27, 2014   //   by admin   //   Blog  //  No Comments

 

escanear0002

Ilustración Hugo Irurzun

La clase de parvulitos era la más bonita de todo el colegio, grande, soleada, con dibujos de colorines en las paredes y, colgando del techo, un enorme balón de playa tan alto como dos niños y tan ancho como cuatro. Parecía un lugar agradable para un niño pero precisamente ese era el lugar en que a uno empezaban a jorobarle.

Recuerdo el primer día de clase. Mi madre me acompañó hasta la puerta del parvulario y se quedó esperando fuera, con los demás padres, o al menos eso nos dijeron. Dentro, la señorita, que era fea y vieja, nos dio unas hojas y pinturas y nos pidió que dibujásemos lo que quisiéramos. Yo pinté la tierra marrón del parque, con las lombrices que aparecían de vez en cuando en ella, y la trenza de la niña a la que le había estirado del pelo en el ascensor esa mañana, y al monstruo de las galletas de la tele, y el bastón del abuelito con el que me pegaba cada vez que le quitaba la txapela, y otras muchas cosas. Pinté tantas cosas que para cuando me quise dar cuenta me había quedado solo en la clase con la señorita, que se me acercó y dijo:

—¿Tu papá no va a venir a buscarte?

Yo miré a la señorita, y después mi dibujo, y después otra vez a la señorita. Ella recogió el dibujo y lo puso debajo de los dibujos de los demás niños.

—Mi papá está en el cielo —le contesté, conteniendo las lágrimas.

La señorita me acarició el pelo, puso cara de pena y dijo “claro, bonito” pero en realidad no había comprendido nada, porque mi papá, sonriéndome desde el cielo, se veía bien claro en el dibujo.

La señorita era fea y vieja como la bruja de un cuento y precisamente así la llamábamos: la bruja. No había en ella nada que despertara calor, a no ser sus bofetadas. Recuerdo muy bien el día que me pegó la primera torta.

En la clase de parvulitos teníamos nuestro propio baño. Estaba detrás de la pizarra. La pizarra era verde, moteada, con letras muy bien trazadas, como para dar envidia a los garabatos que nosotros garrapateábamos en el cuaderno, y bajo ella quedaba un hueco que daba a los baños y por el que gateando se podía entrar o salir sin dar toda la vuelta. Una vez, al salir, me tiré de bruces al suelo y, deslizándome por debajo de la pizarra, aparecí en la clase. La señorita, la bruja, estaba sentada en su gran silla de mimbre, preguntándole la cartilla a algún otro niño, pero debió de verme por el rabillo del ojo, así que se puso en pie, se acercó a mí pisando muy fuerte y muy deprisa y cuando llegó, sin decir palabra, me soltó un bofetón terrible. Luego volvió a su trono y continuó preguntándole la cartilla al otro niño. Yo me quedé llorando y tragándome unas lágrimas que por primera vez sabían amargas, sin comprender nada. Hasta entonces sólo me había pegado gente que me quería y a la que yo quería, mi madre, mis hermanos, el abuelito, y no entendía que derecho tenía a hacerlo una desconocida, una señorita vieja y fea como la bruja de un cuento.

Después, la señorita nos enseñó a pintar casitas blancas con el techo rojo, y una vaca lechera con manchitas comiendo hierba, y un sol, con ojos, y nariz, y boca, en la esquina de la hoja…

 

Patxi Irurzun. Rubio de bote. Publicado en ON (Grupo Noticias) Página 7

http://es.calameo.com/read/002698969e14f9c0881bd

Ilustración: Hugo Irurzun

 

 

 

 

Te cuento… Caperucita en Diario de Noticias

oct 17, 2014   //   by admin   //   Blog  //  No Comments

Alkibla Editorial impulsa un proyecto en el que 12 conocidos autores reinterpretan los cuentos clásicos desde el prisma de la actualidad mientras que el fotógrafo Clemente Bernad los narra desde la imagen.

No consiguió que se lo dijese. La llevó hasta una casa que había en lo alto de un acantilado. La pared que daba al mar era de cristal. Leyla no había visto nunca algo parecido. El hombre la condujo a una habitación con una cama, un espejo y un mueble de madera con muchos cajones. También le ofreció un vaso de agua y fruta. Quiso saber cómo se llamaba, y también él le dijo su nombre, que ella olvidó enseguida (…). Es un fragmento del texto que José Ovejero ha escrito para Te cuento…, nueva colección de Alkibla Editorial en la que una docena de autores tan conocidos como el citado o Manuel Rivas, Patxi Irurzun, Juan Carlos Mestre, Felipe Zapico y Belén Gopegui, entre otros, revisitarán cuentos clásicos como Los músicos de Bremen, La bella durmiente, El patito feo o Los tres cerditos desde el punto de vista de la actualidad, ligándolos con temas palpitantes como la inmigración, el maltrato, el culto al cuerpo, la crisis, etcétera. Y junto a cada texto, otra narración, esta vez en 20 imágenes, del fotógrafo Clemente Bernad, que contará estas mismas historias de manera independiente, creando un tercer relato en el momento en que letras y fotos dialogan sobre el papel. Los tres primeros títulos, Caperucita rojaBlancanieves y La sirenita saldrán a la venta en diciembre, aunque ya se pueden reservar en www.alkibla.com.

Después de Imagina cuántas palabras, que recibió este año el premio del Ministerio de Cultura al libro mejor diseñado en la categoría de obras divulgativas, Carolina Martínez y Clemente Bernad, es decir, Alkibla, se han atrevido con este proyecto que también tiene un fuerte componente didáctico y que, como aquel, pretende generar debate. “Los cuentos hablan de asuntos totalmente reales; si los leemos con detenimiento, algunos son incluso oscuros, crueles y trágicos”, apunta Bernad, para quien el interés de esta iniciativa reside en ofrecer una relectura distinta de historias que todo el mundo conoce. Y sabe que esto de poner en contacto ficción y realidad es “arriesgado”, sobre todo porque estos textos casi siempre suelen publicarse acompañados de dibujos o ilustraciones” y en este caso “van a ir junto a imágenes documentales que abordan cuestiones muy vigentes en nuestra sociedad”.   Te cuento… también toma el aspecto lúdico de la otra colección. “Queremos que los autores se planteen la escritura de estos textos como un juego”, agrega Martínez. Así, a todos les han pedido que mantengan la estructura de cada cuento, “para que el público los identifique”, pero a partir de ahí han gozado de libertad para tirar del hilo y dar con el tema que les sugieren hoy esos originales. “A veces la conexión no será muy evidente, pero tampoco difícil, se trata de encontrar entre líneas esas otras visiones”, indica. Es el caso deBlancanieves, para el que tanto Marta Sanz como Clemente Bernad se han inspirado en las refugiadas saharauis, o el de La sirenita, en el que Ovejero y el fotógrafo coinciden en reflejar a una mujer que llega a España en patera. También hay quien reflexiona sobre la monarquía desde El traje nuevo del emperador, de la violencia machista con imágenes relacionadas con el caso de Marta del Castillo a partir deCaperucita roja o acerca de los desahucios y el abandono social desdeLos músicos de Bremen. En ese sentido, tanto Martínez como Bernad creen que este trabajo se orienta principalmente a un público “inquieto y curioso”, “a ese padre que se atreva a leer La bella durmiente distinta a sus hijos, generando en ellos un espíritu crítico ante la realidad”.   EXPOSICIÓN Y UNIDAD DIDÁCTICA Además de los libros, el proyecto se completa con una exposición de los textos y las fotos que la editorial quiere llevar por varias casas y salas de cultura de la Comunidad Foral y que se completará con una unidad didáctica que Alkibla ha encargado al grupo de investigación Edarte de la Universidad Pública de Navarra. “Nos gustaría que tanto los libros como la muestra llegaran a los alumnos de instituto, porque los cuentos pueden ser un buen punto de partida para abordar problemáticas, noticias o temas que les rodean a diario y que a veces no saben cómo afrontar”, afirman. DE UN VISTAZO Primeros títulos. Caperucita roja, de Patxi Irurzun; La sirenita, de José Ovejero, y Blancanieves, de Marta Sanz. En adelante. En marzo saldrán los textos de Emilio Silva, Javier López Menacho y Felipe Zapico; en junio los de Manuel Rivas, Isaac Rosa y Belén Gopegui, y en septiembre, los de Hasier Larretxea, Juan Carlos Mestre e Isabel Bono. Compromiso. Los interesados pueden prereservar en la web los títulos deseados. Quienes usen este medio recibirán una foto de Bernad por cada título adquirido. Formato y diseño. Los libros se editarán en A5, cada texto tendrá un máximo de 12.000 caracteres e irán acompañados de 20 fotos. El diseño de la colección corre a cargo de Zuri Negrín. http://www.noticiasdenavarra.com/2014/10/15/ocio-y-cultura/cultura/te-cuento

AMARAUNA IRRATI SAIOAN (EUSKADI IRRATIA)

oct 17, 2014   //   by admin   //   Blog  //  No Comments

Elkarrizketa bat ¡ eta euskaraz! (ai, ama) Euskadi irratian. Mi papá me mimari buruzkoa. Aitatasuna, etxeko gizonak, makarroiak…

Una entrevista (y ¡en euskera!) sobre Mi papá me mima, la paternidad, las vicisitudes de ser amo de casa, los macarrones que le hago a mi hijo… Ay, dios mío, cómo sudé contestando e intentando hacerme entender.

 

Escúchala aquí

Páginas:12»
ga('create', 'UA-55942951-1', 'auto'); ga('send', 'pageview');