• Subcribe to Our RSS Feed
Tagged with "sanchez-ostiz Archivos - Patxi Irurzun"

EN EL NUEVO LIBRO DE SÁNCHEZ-OSTIZ ( o mi transmutación en personaje literario)

mar 12, 2011   //   by admin   //   Blog  //  3 Comments

A los escritores, para no decepcionarse, es mejor no conocerlos (aunque la gente se empeña, muchas veces en lugar de leer sus libros, y los escritores acceden porque eso, las charlas, los talleres, los saraos, son lo que les da de comer, más que sus obras). El otro día decía en otro post que me pongo colorado y, glup, trago saliva, cuando alguien me echa unos piropos como los que me dispensó el sir Gsus Bonilla, porque luego los lectores esperan encontrarse a un terrible antitodo y aparezco yo, que en vivo no tengo media hostia y soy un pasmado. Hay en definitiva un Patxi Irurzun que tiene una vida ajena a la mía y últimamente hasta se ha convertido en personaje literario. Hace años Oscar Sipán en uno de sus cuentos -creo recordar, porque no conservo el Monográfico en que se publicó- me puso a conducir un coche con David Benedicte a más de 110 por hora y a atracar bancos y no sé qué más fechorías. Dentro de unos días, el escritor y traductor Luis Ingelmo publicará una colección de relatos en la que yo también soy un personaje literario (no he podido leerlo aún, pero intuyo que los tiros también irán por ahí, porque él también me conoce de leerme en la época salvaje y quinqui de Mono Gráfico.) Y en su último libro, el dietario Vivir de buena gana, el gran Sánchez-Ostiz habla de mí (o, en este caso sí, de mis libros) de esta manera tan elogiosa que viniendo de quien viene, me llena de rubor y de orgullo. Esto es lo que dice:
(…) Patxi Irurzun, un narrador de verdadera valía que se mueve por territorios marginales, provocativos, muy de tabúes literarios, todavía, para una sociedad literaria demasiado ligada al poder político o mediático, muy dependiente de estos, en la que el buen y el mal gusto es una cuestión que se mide con ponderal.
Irurzun tiene un mundo literario rico, de mucho tener los pies en el suelo y los ojos bien abiertos, sin preocuparse de si su entorno o sus decorados tienen o no prestigio literario. El prestigio literario se lo da él con su forma de expresarlo.
Acaba de publicar unos relatos tan duros como hermosos, Ajuste de cuentos, y no hace mucho otros reunidos en La polla más grande del mundo, que es un título que invita a no leerlo o a despreciarlo. Y sin embargo en sus páginas late un humor zumbón y una forma de mirar más pacificadora que otra cosa, en un mundo hostil para quien parece estar condenado a ser un perdedor. Junto al vitriolo, Irurzun expresa un sentido de la belleza de lo cotidiano y pequeño, una emoción común y compartible. Pero no, el buen gusto ante todo. No corren buenos tiempos para las rupturas radicales, a no ser que puedan subvencionarse, reconvertirse en espectáculo, ponerles guardias de seguridad, keep outs, finca particular… Mal asunto el presente si no estás colocado donde hay que estarlo.
Por si fuera poco, Patxi Irurzun tiene un libro de viajes que nadie ha escrito en España, porque ese tipo de viajes no se hacen, no son comerciales, no son turísticos ni de lejos. Un libro hermoso, intenso, que habla del viaje primerizo, cuando quien lo hace y escribe no tiene mañas, y así es como aparece en escena, sin ponerse como un campeón, que es como hay que ponerse para tener éxito. Lástima que esté publicado donde está publicado. Se trata de Atrapados en el paraíso, un viaje al basurero de Manila, el de Payatas, donde más de cincuenta mil personas viven de las basuras.

¡GLUP!

EGUNKARIA LIBRE!

abr 13, 2010   //   by admin   //   Blog  //  1 Comment

Reproduzco aquí este post de Miguel Sánchez-Ostiz sobre el caso Egunkaria (no se me ocurre una forma de decir mejor algo sobre ese atropello)

EGUNKARIA DESDE LEJOS

CON satisfacción acabo de leer el fallo de la sentencia del caso Egunkaria sobre el que hemos escrito mucho desde hace años.
Esperábamos que la sentencia fuese absolutoria, desde hace mucho, desde hace demasiado como para poder hablar de efectividad de la justicia.
Han sido siete años de condena efectiva para los encausados que, en la práctica, el fallo no enerva.
Los encausados han sido positivamente penados desde el momento mismo de su detención: las circunstancias criminales de esta, la condena mediática, los perjuicios económicos, sociales y particulares, el tiempo excesivo de instrucción y vista para sentencia…
En la sentencia, al margen del relato de las bochornosas diligencias de investigación y de la firme descalificación de las pruebas acusatorias, impropias de un estado de derecho, hay dos detalles a mi juicio extraordinariamente relevantes:
El primero es que la sentencia reconoce de forma explícita-implícita que hubo malos tratos y torturas (Fundamentos de Derecho 4.1). Todo un hito.
Y el segundo es que la sentencia (Fundamentos de Derecho 0) establece que no solamente el cierre temporal de un medio de comunicación impreso es de difícil encaje en nuestro ordenamiento jurídico, sino que el cierre no tenía cobertura constitucional ni, en el fondo, justificación alguna.

La pregunta que queda en el aire, es ¿quién responde de los muy cuantificables daños causados?

Y aquí una serie de declaraciones, en su momento, y este elocuente video en el que Fermín Muguruza es abucheado por sus -otras veces- solidarios “compañeros” de profesión.

Miguel Sánchez-Ostiz (u ‘Otro recorte para mi egoteca’)

feb 22, 2010   //   by admin   //   Blog  //  8 Comments

Ayer Miguel Sánchez-Ostiz, que es un escritor como la copa de un pino, me mencionó en su colaboración semanal de Diario de Noticias, Y tiro porque me toca, titulada El dichoso dedo de Aznar (Para quien no se haya enterado todavía MSO -lo pongo a la manera de Eduardo Laporte– fue Premio Nacional de literatura, ganó el Premio Herralde, le concedieron el Premio Príncipe de Viana de la Cultura…,los premios, el burro por delante, para quien no se haya enterado, para quienes necesitan que alguien sancione, les diga qué, cuándo, cómo deben interesarse por alguien, aunque bastaría con leer cualquiera de sus numerosos libros o artículos para reconocer su talento, y para darse cuenta de que la de Sánchez Ostiz es una voz libre y personal, que no escribe al dictado ni hace eco en la palangana de los paniaguados, una voz que podría haberse oído más alto si hubiera pasado por algunos aros, pero entonces sería otra…). Decía que MSO, así con siglas, como los cracks -también podría llamarle el puto amo, a la manera de El tío Goyo– me hizo una generosa alusión , en el artículo que reproduzco y que para mí, es muy importante (como la fue la del otro día de Jorge Nagore), por venir de quien viene y porque a veces uno necesita sentirse apoyado, encontrar un poco de sentido a algo, seguir adelante… Lo reproduzco aquí, en esta caja de recortes de periódico -que tal vez no interesen a nadie, eso es algo sobre lo que quizás me convendría reflexionar, aún un poco más-, en esta pequeña egoteca en que se convierte a veces este blog.

EL DICHOSO DEDO DE AZNAR. Miguel Sánchez-Ostiz.
21 de febrero de 2010. Diario de Noticias

Está visto que el ex presidente del Gobierno, José María Aznar, es un elegante redomado con afición a la expresión fálica, o eso. Marca tendencia. Es posible que la próxima temporada su gesto sublime de hombre de Estado se lleve mucho. Claro que si se lo haces a un magistrado o a un policía te empapelan, y si se lo haces a alguno de los matones que les rodean, te darán una paliza en el callejón trasero de este ruinoso cabaret La Nada en el que estamos todos, a ratos en el escenario, a ratos en el patio de butacas.

Hace un par de años, Aznar periodista le metió a una periodista un bolígrafo entre los pechos porque no le gustaron las preguntas que aquélla hacía. Muy elegante, sí señor, mucho. Si se lo hubiesen hecho a su botella, habría habido jarana, eso seguro. La nuestra es siempre una santa, intocable, por nuestra.

Ahora, a los estudiantes de Oviedo que montaron una protesta pacífica les sacó el dedo hecho nabo o el nabo hecho dedo. Estamos en días de Arco y estas sutilezas son muy de esas performances que los ayuntamientos de los pueblones compran a doblón en interés general de interesados… la pasa, siempre pasa. Un auténtico hombre de Estado, Aznar, auténtico.

Los estudiantes de la Universidad de Oviedo le organizaron al figurón una protesta sutil, cómica y efectiva, que no se está contando bien. La idea de disfrazarse de lobitos peperos para tocarle las narices, cada pocos minutos, al predicador es genial. Una vez disfrazados de lobitos peperos, convenientemente engominados, o de cazadores urbanos o de gentlemen farmer, perfumados, o de El Bigotes, que es de lo que van disfrazados casi todos, aunque muchos lo sean sin necesidad de bigotes o aspiren a serlo, no se puede distinguir quién lleva el pañuelo palestino o la chompa andina o nada, los harapos de fortuna… Gomina.

Estamos hablando de un estilo de vida que personifica en su conjunto la trama Gürtel, la que se ha empeñado en sacarle el dedo a la justicia, aunque no a la magistratura complaciente con el dedo dichoso. El que puede, exhibe su dedo, aunque no haya dedo que revuelva hasta el último nudo de esa espesa madeja.

El dedo inhiesto es un gesto de poderío torero, propio de los que están acostumbrados a torearse a todo el que pueden por principio, como se toreó el Partido Popular de Aznar al país mintiendo con la crisis del Prestige (de los toreros que tienen casas de putas en Andalucía y de los que no, pero que el Dalai Lama ha pedido licenciar, hablaremos otro día, si es que hablamos… hay demasiado de qué hablar, que se dice).

Lo malo de estos hechos es que resultan escandalosos cuando se producen, y que tres días después quedan reducidos a la categoría de anécdota, como dijo con desparpajo Mariano Rajoy después de haber perdido a los puntos, como gran fajador, el debate en el Congreso. Le dieron, aunque diga que no, y transforme la derrota en victoria. Hay que invertir los términos, de la misma manera que el agresor suele aparecer como agredido.

Para sus admiradores, admiradoras y correligionarios en general, Aznar es un campeón, y ese dedo inhiesto como un falo agresivo es símbolo también de la porra con la que con gusto golpearían a los reventadores de la función a la que convocaba el ex presidente de Gobierno, a función religiosa me refiero. Tamtum ergo y demás… que viene que ni al pelo. Sus palabras y personas son sagradas, al público la reverencia, el aplauso, la devoción. No entienden el sentido de la entrada libre y el espacio público o privado de uso público. La gente ya no está por la labor de ser adoctrinada de manera impune, y quien ha cometido pifias políticas que resultan inolvidables, debería saber que, salvo que emplee la fuerza, quien no la tiene, ni el dinero ni el poder de hacerlo con prensa, bancos, radios y televisiones, y cuyos votos no valen para los del dedo un cagarro (que diría el poeta con su voz inimitable), le pedirá si puede cuentas o le expresará su rechazo… La calle, ahí donde canta Albert Pla… La otra poesía, la otra escritura, la que aquí mismo cantan y escriben Kutxi Romero, El Drogas, Patxi Irurzun, ese magnífico escritor que, como los dos anteriores, no podría disfrazarse de lobito pepero porque les calarían, les verían con el escáner de las almas… muertas. ¡A por ésos! Los abatirían el primer día de la caza.

El ex presidente Aznar, que mintió con descaro al país en su calidad de lacayo de dos superpotencias, en cuya compañía no hacía nada, metió a España en una guerra ilegítima de agresión e invasión que no ha terminado, como permitió el gurtelismo, el bigotismo, el arrebuche del aznarato, la macización del ladrillo… De aquellos polvos, estos lodos. Las fechas cantan. Las hemerotecas también.

Está visto que lo que marca estilo, tendencia, es el arengar, el sermonear, el sentar cátedra, sin que los doctrinos, la feligresía o las prietas filas digan esta boca es mía. Cada vez se estilan más las ruedas de prensa sin preguntas, los aplausos incondicionales, las inquebrantables adhesiones, como las de los procuradores en cortes, incluidos los moros con chilaba, que quedaban dabute.

Lo que se lleva es hablar entre conjurados, para miembros de la fratria o de la confesión de que se trate. Todos están, o estamos, ya muy convencidos de todo, muy adoctrinados, muy seguros de estar en posesión de la verdad y de la razón de la historia; pero ellos necesitan cada vez más guardias de corps y más mordazas para silenciar al rasta y al pica y al disidente radical, ése que, por fortuna, vuelve a aparecer en las aulas universitarias y sus aledaños.

El bolígrafo de Aznar y el dedo, símbolos de lo que nos venga en gana; ese dedo en el que debería estar, haciendo molinetes, la medalla que, con dinero público, no logró comprarse, para satisfacción de su ego, en el carísimo mercado norteamericano, quien no pudo, lástima, irse a cantar el banderita tu eres roja por el desierto de Irak en dirección a la pura nada.

En el blog del gran MSO, con Viscarra, Bukowski y otros cuantos piezas

jun 1, 2009   //   by admin   //   Blog  //  1 Comment

Miguel Sánchez-Ostiz vuelve a mencionarme en su blog, dedicándome esta vez uno de sus imprescindibles post bolivianos en el que habla de Victor Hugo Viscarra. Ya antes de volar a Bolivia me regaló tres libritos de este autor, que voy leyendo poco a poco, para no empacharme, o que su literatura me acabe sabiendo como un trago en uno de esos sórdidos garitos paceños en los que los alcohólicos terminales se encierran bajo candado a matarse bebiendo (y de los que Viscarra habla en Borracho estaba pero me acuerdo, su único libro editado en España -por Mono Azul-). 
Que MSO (me encanta escribirlo así, como ya he visto que hacen otros lectores rendidos a su talento, como Eduardo Laporte, es como una muestra de reconocimiento, solo con citar sus iniciales sabemos de quién hablamos), que MSO, decía, me mencione y me dedique uno de sus textos es para mí algo increíble. Su libro Las Pirañas es uno de los que anoté en una especie de top literario, que llevaba en un cuaderno, un vademecum en el que anotaba ideas para cuentos, listas de libros imprescindibles… Un libro, Las Pirañas, que leí en su día casi con la respiración contenida. Y al que siguieron después sus diarios, más novelas, o cuadernos de viajes como este que ahora mantiene en forma de blog y al que entro cada día, y en las que el muy cabrón me resucita el gusanillo viajero que tenía tranquilo, adormecido al fondo del estómago.
Gracias, Miguel, por tu post y. como te digo en tu blog, por todo lo que escribes.
Aquí el texto sobre Viscarra con la dedicatoria de MSO.
ga('create', 'UA-55942951-1', 'auto'); ga('send', 'pageview');